lunes, 3 de diciembre de 2007

The Very Best of Blues Brothers



Los primeros que pusieron de moda el negro en la vestimenta fueron, los Blues Brothers, una pareja de actores que utilizaba como herramienta de trabajo el humor y la música negra.
Los Blues Brothers utilizaban el socorrido recurso del contrapunto humortístico. Dan Aykroyd era el tipo alto y rígido, de cara circunspecta y escasos gestos, parco en palabras que sólo hablaba cuando debía sentar cátedra; John Belushi en cambio era rechoncho y parlanchín, un torbellino de muecas, sonidos guturales y ademanes excéntricos, muchos de ellos geniales y desternillantes, que otorgaban un toque de improvisación y chispa al espectáculo.
Al parecer en su vida privada eran igual de diferentes. Dicen las malas lenguas que Aykroyd era tan soso en su intimidad como en sus números e interpretaciones, mientras Belushi llegó a confundir realidad y ficción y trasladó todos sus desmanes y excesos actorales al camerino, convirtiendo cada noche en una orgía lisérgica y sexual, un carrusel de juergas que acabó trágicamente pagando a la edad de 33 años.
Por diversión, por emoción, por riesgo, el ciclo vital de Belushi fue más interesante que el de Aykroyd, y no por el dato luctuoso de vive rápido y muere joven, sino por los continuos repuntes de su carrera profesional: alternó enormes triunfos televisivos, como el Saturday Night Live, y cinematográficos, como aquellas comedias disparatadas de universitarios locos, con sonados fracasos, como cuando se introdujo en el terreno del drama.
Y es que Belushi era una gran actor cómico. Sirva como ejemplo la inigualable imitación que le brindó a Joe Cocker en su cara, un catálogo de muecas y gestos mongólicos acompañado de un chorro de voz soulera que dejó al cantante británico sin aliento.
Como en España vamos un poco a rebufo en todo, el nombre y la figura de John Belushi ha quedado muy olvidada, y aquí es más conocido su hermano James, un actor de segunda fila aficionado a empalagosas películas para todos los públicos. Aunque en el fondo se sepa que James era para los Belushi lo que Tony Scott para Ridley Scott: el hermano tonto de la familia.
Este es un disco de Blues y de Rock&Roll disgno de No despreciar, da cabo a rabo.

Descargatelo de la pagina de BADONGO

2 comentarios:

yoshi dijo...

Los conozco muy bien pero agradezco el disco que no tenían nada de ellos.

"Estamos a casi 200km de Chicago, tenemos el depósito lleno, medio paquete de cigarrillos, es de noche y llevamos gafas de sol..."
"Tira"

Fantásticos :)

Anónimo dijo...

el link esta roto